Blog Archives

Un retiro muy special

Verano 2020 en nuestro Centro Internacional RIPA, en Suiza

Rinpoche en la gran pantalla

Qué situación tan rara el encontrarnos aquí unos cuantos reunidos y simultáneamente estar conectados con todo el planeta. Se trata de una experiencia que es al mismo tiempo íntima, de grupo de amigos, virtual e ilimitada. Después grata sorpresa: Jigme Rinpoche se une a nosotros durante la práctica de Yeshe Tsogyal.  Al marcharse nos dirá algo muy significativo : « see you very soon (nos veremos muy pronto) ». Dejando en nuestros corazones un sentimimento de esperanza.

Conectados desde India, Nepal, Butan,Vietnam, América, la Federación Rusa, Europa, con grandes diferencias horarias, (¡hay quien tiene que levantarse en plena noche !) se trata de un retiro que va a ser una primicia en muchos aspectos. La fueza de la presencia de Nuestros Maestros – lejos de nuestros continentes – nos conecta y suprime las distancias que hay entre todos. En el retiro « normalmente » también se incluye el reencuentro con multitud de caras conocidas, ahora en la pantalla. Pero esta vez nuestra experiencia se trata no solo de abrirnos a los estudiantes presentes, sino de hacerlo con aquellos que están más allá.

El Yoga de los sueños

Somos un total de doscientos sesenta y cinco participantes. Entre ellos están, unos que tienen sueños mágicos, otros cuyos sueños tienen una relación directa con el retiro. Los que no recuerdan nada de sus sueños pero que lo están deseando. Y por último aquellos que lo están esperando y que ¡no consiguen dormir !   Jigme Rinpoche nos lo deja bien claro  : « ¡Para soñar, primero hay que dormirse ! ». Ningún resúmen podría ser más claro que esta gran enseñanza.

Rinpoche en la gran pantalla protegido del sol por un sistema « casero » … los amigos ZOOMeros  aparecen también en la gran pantalla,a veces rodeados de desternillantes fantasías …  El conjunto de multipantallas… Volvemos a nuestros sitios después del descanso … Monique, estudiante desde hace mucho tiempo, siempre fiel y sonriente … Comida en familia … Final del Yoga de los sueños : Rinpoche nos presenta a su primo Jigme Dewa pilar de la tecnología en Orissa.

El Drupchö de Yeshe Tsogyal –

Más de cien participantes – presentes o conectados –  nos encontramos reunidos a continuación para este Drupchö que se practica cada año ininterrumpidamente desde el año 2012, fecha de la inauguración del centro. Presenciales estamos una veintena, repartidos entre los que se encuentran en el centro RIPA de Moscú, el de Suiza o también en Valencia en España. En Suiza, nos hemos reunido en el pequeño templo/refugio que tanto nos gusta. Nos sentimos como en casa, protegidos y llevados por una fuerza que nos alienta hacia la práctica. En estas condiciones, el Drupchö es un auténtico regalo. Finalmente, de aquellos que están en sus casas, las noticias que nos llegan también son de lo más positivas  : « Ha sido una magnífica experiencia que nos ha sacado de nuestras costumbres habituales para poder alcanzar un nivel más elevado de práctica » … « Hermoso, ha sido sublime poder entrar con más profundidad en la energía de esta práctica » … « Entrar en la profunda experiencia del Drupchö de Yeshe Tsogyal desde casa, solo, enfrente de la pantalla, es una experiencia imposible de imaginar antes de haberla vivido».

Lhuntrul Rinpoche y los monjes en el pequeño templo de Guesar en el último piso del monasterio de Orissa … Cuando se forma parte del equipo técnico, no solo tenemos una pantalla sobrecargada para controlar, además ¡ hay que seguir el texto de la práctica ! … Moscú : Lopen Ugyen Tenzin de Orissa prepara las tormas con Vladimir … Los participantes … Valencia: son cinco, pero su energía ¡cuenta lo menos por diez ! … Niederwangen en nuestra querida Gompa/refugio … Final del retiro, una parte del grupo rodea la foto de Namkha Rinpoche.

La llamada al Lama de lejos … ¡funciona !

Al final del retiro sobre el Yoga de los sueños, los participantes de Suiza esperábamos que Jigme Rinpoche viniera pronto para encontrarse con toda la sangha. La petición se había trasmitido por un mensaje normal, via Zoom. Pero quedó casi ininteligible por las dificultades técnicas de las transmisiones, tanto que algunos hasta pensaron que se hizo ¡en tibetano ! … Pero, poco importa. Rinpoche lo comprendió. Así que, anunció su llegada y que estaría con nosotros para la práctica de Yeshe Tsogyal. Los que habían planeado  marcharse se quedaron y los que residen en las zonas más cercanas de Alemania, de Francia y de Suiza, se prepararon para unirse a nosotros. Resultado, el día de la práctica, el centro estaba lleno, siempre respetando los protocolos sanitarios debido a la situación actual y junto a nosotros, como siempre, la pequeña multitud de practicantes conectados a distancia.

Cierta agitación nos invade durante los días que preceden a su llegada ya que hay que prepararlo todo. Pero, al finalizar su corta estancia entre nosotros, Rinpoche nos invitaría a tomar un tchaï a los últimos que quedamos, apenas somos una quincena, contentos de pasar un momento con El.

Que el texto esté ordenado … o desordenado … Rinpoche recibiendo nuestra llamada … Durante la práctica de Yeshe Tsogyal … La sala está tan llena como se puede … Distribución del tsok … Y la alegría de después del tsok… Se regalan las flores de la práctica a los participantes para que se lleven con ellas las bendiciones a su casa … Tchaï en el comedor …

Entre bambalinas 

Organizar técnicamente estas conexiones y comunicaciones a través de varios continentes no es tarea fácil. Lleva su tiempo probar el sonido, comprobar su calidad y su intensidad, también las imágenes, su precisión y claridad.  Hay conexiones técnicas para los que traducen la enseñanza y otras para los traductores de las preguntas/respuestas.  Inútil precisarlo, todo ésto lleva tiempo y energía, y el resultado final no siempre está asegurado porque depende de algunos parámetros imposibles de controlar con antelación. Es lo que explica que el sonido de los instrumentos a veces fuera tan extraño durante el Drupchö de Yeshe Tsogyal. Estos preparativos técnicos desde diversos ángulos se completan in-situ por otros preparativos menos virtuales : fregar platos, instalar la sala respetando el protocolo sanitario, la cocina de Rinpoche, las flores … Todo el mundo participa en estas tareas.

Preparativos del Zoom … Uno de los puestos técnicos : la oficina de Antje, primeras conexiones con Orissa … Otros arreglos en la sala de la enseñanza … Desde el monasterio, Jigme Dewa concreta sus puestas a punto… Los apartamentos de Begoña y de Helen se transforman en centros de traducción preguntas/respuestas… Limpieza general del interior y del exterior… Cynthia y Christophe en la cocina … Y como siempre las flores que Nadya transforma en magníficos ramos.

Dos grandes novedades

Un espacio reservado para los textos de prácticas

La próxima vez que vengáis, podréis compartir un nuevo espacio. Un sitio reservado exclusivamente para los textos de prácticas, donde también podréis instalaros a leer tranquilamente. Allí mismo podréis comprar los textos que necesitéis y también renovarlos. Está bien situado, en la parte superior de la Gonpa, antiguo gimnasio, con un acceso fácil y muy cerca de donde son las enseñanzas. Un largo trabajo realizado por Carlo y Úrsula durante el confinamiento y que Rinpoche ha visitado con satisfacción.

Las mesas de lectura preparadas para acoger a los estudiantes …Rinpoche mira con atención las fotos  … Foto de Namkha Rinpoche con el grupo de tradutores … También en Asia con Lama Tenzin y Tashi Tobjay … Fotos del peregrinaje a Pemaköe en Arunachal Pradesh, Jigme Rinpoche lo mira y recuerda … Finalmente con Carlo y Úrsula.

La permacultura o la aventura del « Living Garden »

Desde el pasado mes de marzo, hay dos amigos suizos que han iniciado en uno de los campos del centro un huerto de cultivo por permacultura, y ya podemos ver los primeros y bellos resultados. El objetivo a largo plazo – unos años – es que el living garden alcance una extensión de una hectárea en uno de los campos.  Por el momento, la experiencia ocupa aproximadamente un15%. Hay que decir que son dos personas y que el trabajo no falta. Muchas ideas y proyectos,  Marcel (que tiene una gran experiencia en la permacultura y que además la enseña ) y Michael (que es apasionado conocedor del tema), se han comprometido en esta aventura con los medios disponibles, es decir : ninguno. Las antiguas porterías de balonmano han sido transformadas en invernaderos, los mangos de sus herramientas son trozos de ramas de árbol, todos los elementos de la nueva instalación han sido recuperados : cero pérdida, cero desperdicio, todo es reciclado … Es suficiente encontrarnos con nuestros dos amigos « permacultores » y hacer un seguimiento de su trabajo para verificar que lo están haciendo de corazón.  Resultado : las primeras verduras del huerto ya están siendo incluídas en los menus del centro. Rinpoche ha visitado, observado, probado, intercambiado y realizado numerosas preguntas. Y concluye : « al acuparnos de los otros, ya sean los seres humanos, los animales o la misma naturaleza, estamos hablando de espiritualidad  ». Termina con la siguiente reflexión personal : « si no estuviera ejerciendo esta actividad que me ocupa, hubiera sido agricultor ».

Una de las primeras lechugas del huerto… Visita de Rinpoche e intercambios sobre el « Living Garden » …Repollos, tomates, las verduras ya han fructificado … Se las ha mimado como a bebés … Los invernaderos « hechos a mano » con los medios disponibles … Rinpoche que recoge un rábano … Pregunta sobre él … Lo prueba y le gusta … Continuación de la visita a las verduras … Marcel y Michael antes de in al huerto… Foto de recuerdo de la visita de Rinpoche.

En espera de comunicación mente a mente …

mayo 2020 último blog especial covid

Prácticas en común, meditación RAM, enseñanza sorpresa de Jigme Rinpoche desde la India, este confinamiento ha generalizado la comunicación tecnológica en nuestro linaje, para satisfacción nuestra… ¿Y si finalmente con las prácticas llegáramos a comunicarnos a distancia, sin tecnología ?

Salida del encierro con los budas que abren el camino hacia la luz 

Jigme Rinpoche nos habla desde la India (*)

Jueves día 7 de mayo, Rinpoche se dirige a nosotros. A pesar de que la transmisión a veces impide una buena escucha, estamos ahí, pegados a la pantalla en todos los husos horarios del mundo. Mientras nos habla, hay pequeños mensajes de felicidad y calidez que aparecen en la pantalla desfilando desde todos los puntos del planeta : en Europa desde Austria, Suiza, Reino Unido, España, Fracia (¡incluyendo Alsacia !) La Federación de Rusia se manifesta desde cualquier zona, incluidas Siberia y Buryatia. También de América y finalmente desde Asia con Nepal, India, Bután. Este encuentro imprevisto con Rinpoche es un auténtico momento de alegría, la corriente pasa (los ladridos de los perros ¡también¡), estamos todos boquiabiertos. La intensidad del encuentro, es como una conmoción, esto se deduce de todos los contactos telefónicos mantenidos al terminar la sesión. ¿Qué nos dice Rinpoche ? Nos recuerda la interdependencia y la impermanencia inevitales : « La fuente, la raíz, el orígen de esta pandemia que nos azota en este momento a todos, es la ley de la causalidad… Comprender esta ley, comprender la interdependencia nos ayuda a encontrar un modo de vida mejor, más sano y más equilibrado, con un cuerpo sano y con mejor salud y una mente feliz … Aunque esta pandemia sea una desgracia, también nos da la formidable oportunidad de comprender en profundidad hasta qué punto estamos interconectados y somos interdependientes ». Rinpoche también nos recuerda la importancia de desarrollar en nosotros la bondad y la compasión  : « No podemos impedir el cambio a la impermanencia mientras que si desarrollamos el sentido de la comprensión de la bondad y la compasión, sí podemos seguir la corriente » … « Solo la bondad y la compasión pueden sanarnos. Lo necesitamos, en casa, en la comunidad, en la sociedad. Y necesitamos también tenerla en nosotros mismos, en lo más profundo de nosotros mismos ». Y, ¿el sentido de la vida ? : « Finalmente, pienso que esta impermanencia es una maravillosa enseñanza porque se trata de una enseñanza que no podemos evitar. No podemos elegir porque es imposible no encontrase frente a la impermanencia. Entonces, ¿cómo dar un sentido a la vida en medio de esta impermanencia ? No con el enfado, ni con la frustración, ni estando hiper-estresados. Sino por la comprensión del amor amable, el amor bondadoso y la compasión. ».

(*) leer la totalitdad de la enseñanza de Rinpoche pulsando en este enlace : http://ripa-international.com/wp-content/uploads/2020/05/Conferencia-de-India-07.05-GJR.docx

Gyetrul Jigme Rinpoche enseña en YouTube (~ 1 h): https://www.youtube.com/watch?v=TZ69_yQnSH8

Los encuentros semanales, especial meditación RAM

Rápidamente al principio del confinamiento y guiados por Geneviève, se estableccieron las reuniones de meditación de nuestro linaje (Meditación Consciente Ripa-RAM) y están teniendo mucho éxito. Se siguen desde varios países, por estudiantes Ripa y más personas interesadas. Y los comentarios de unos y otros reflejan la atmósfera de los encuentros : «  es magnífico sentir esta atmósfera tan acogedora »… «  Estamos en un ambiente dónde nos encontramos bien »… «  Nos sentimos en total confianza y se puede hacer con naturalidad cualquier pregunta sin ninguna reticencia » … « Es como si estuviéramos en familia, se siente la cercanía entre todos ». Por la opinión general, el ambiente es muy alegre y animado, y a la vez se propone la práctica de un auténtico trabajo de meditación profundo con una buena concentración. Y todo el mundo confirma la satisfacción de encontrarse, de poder beneficiarse del confinamiento para mantener el contacto y la relación unos con otros.

En el centro : streaming, textos de práctica, jardinería y bricolaje.

Como ya lo sabéis, la crisis del coronavirus y el confinamiento que impone, se acompañan desde el principio por prácticas en streaming, a las que puede unirse quien lo desee. Podemos encontrarnos diariamente mañana y tarde, también se puede practicar conjuntamente Sangye Menla -el Buda de la Medicina- cada sábado a las 17h y Guru Rinpoche cada domingo a las 17h. El objetivo es, continuar la práctica juntos hasta que podamos de nuevo encontrarnos en persona entre nosotros y que nuestros Maestros puedan venir al centro. También mantener la relación de la comunidad RIPA viva y juntarnos entre todos aquellos que lo deseen. El equipo del centro está viendo la posibilidad de mantener una práctica regular en streaming los días de Sangye Menla, Yeshé Tsogyal, Guru Rinpoché y Guésar de Ling. Si este proyecto se concretase, se os mantendría informados llegado el momento. Nuestros fieles residentes trabajan en el jardín, la permacultura se realiza con formalidad y recientemente se ha organizado un fin de semana de jardería. Continúan manteniendo el centro en muy buen estado : limpiezas generales, protegiéndose del polvo las camas desocupadas, remoción a fondo … Todo pasa. Al volver de nuevo, nos encontraremos todo tan limpio como una patena. Igualmente importante : los textos que se usan habitualmente en las prácticas de grupo han sido ordenados, revisados y mejorados… ¡En todas las lenguas !

Vuestras flores venidas de todas partes, y un regalo sorpresa.

El intercambio tradicional del muguet el 1º de mayo, incluso si está un poco mustio, ha estado presente en muchos de vuestros ramos, hay fotos de algunos de ellos. Y también fotos magníficas de las flores de nuestro centro, y además una foto sorpresa que acaba de llegar desde Málaga.

 

¡Hasta pronto ! nos vemos «  en casa ».

 

Dharma y prácticas durante el tiempo de confinamiento

Abril 2020

Aislados físicamente desde hace varias semanas, nuestra vida cotidiana alterada nos invita a practicar intensamente. La conexión que nos une a nuestros Maestros es, tan intensa, que nos da una increíble fuerza para superar estos tiempos perturbados. Bien cerca, nos sentimos amarrados al camino del Dharma.

Guru Rinpoché en cristal

Nuestras prácticas, más regulares y constantes

Llevados por los mensajes de Nuestros Maestros y las iniciaciones que Namkha Rinpoche nos transmitió en marzo desde Nepal, por fin hemos comprendido que esta pandemia es un doloroso recordatorio para que nos comprometamos con las prácticas para beneficio de todos los seres, sin excepción. Durante la transmisión del mes de marzo, Namkha Rinpoche además nos recuerda « Que, no hay más grande que Guru Rinpoche » y añade  : « Si una de las manifestaciones más conocidas es Guru Dorje Drollö reconocida por sus poderes contra los obstáculos, actualmente aparece bajo otra forma, la de Guru Drakpö que es más apropiada … Si somos capaces de practicar estas sadhanas con fe y convicción, tengo confianza en que os será muy beneficioso ». Así es, las prácticas organizadas en streaming por nuestro centro en Suiza están para eso « asegurar el seguimiento » del mensaje de Rinpoche, acompañarnos en el camino, mantenernos, animarnos y reunirnos. Además sois numerosos los que expresáis vuestra satisfacción y agradecéis cordialmente al centro haber tenido esta iniciativa. Así lo resume uno de los comentarios «  Incluso encerrados, aislados cada uno en su rincón, ya no estamos solos, estamos todos juntos y es un gran apoyo ».

Uno de vuestros bellos altares particulares … Las prácticas se siguen en streaming …En su jardín, Martine hace la ofrenda de las danzas Lingdrö … Rita se sumerge en la realización de Tangkas increíbles … Hélène, en plena forma, nos envía su sonrisa y nos trasmite su buena moral.

El aislamiento, una preciosa experiencia

El aislamiento no fue precisamente bien recibido al principio.. Su brusquedad y su brutalidad ha sorprendido a más de uno y algunos habrán atravesado momentos de tristeza, quizá de angustia. No obstante rápidamente, han surgido los aspectos positivos. Mirar como unos y otros los habéis expresado : «  El confinamiento nos ha empujado a la práctica … Gracias al streaming nos ponemos en camino juntos … Hay una fuerza que nos supera… Las prácticas con el centro son muy positivas para mí … Esta situación nos empuja a centrarnos en lo esencial… Finalmente es muy positivo, es un ofrenda muy bella que nos llega y que nos impulsa hacia lo alto … El tiempo ya no es el mismo, parece que se ha dilatado, como suspendido y a pesar de ello no hay tiempo para aburrirse … Es extraño porque no se siente ninguna frustración, ni nos sentimos faltos de nada… Nos sentimos tan cercanos unos de otros… ». Algunos particularmente dedican sus prácticas al personal sanitario transformados en auténticos guerreros para salvar vidas, otros se trabajan la apertura del corazón y hacen largas sesiones de meditación. Pero la experiencia común a todos es la toma de conciencia de la impermanencia, es palpable, cada uno va haciendo la experiencia en lo más profundo de su ser.

Alrededor de vuestras prácticas: gatos del Dharma, gatos simpáticos … Expulsión de los aires de los poyuelos nacidos al lado del altar de una de nuestras amigas … Intercambio de ideas gastronómicas … En Francia, incluso los vinos pueden volverse « conciencia » ! … En Bélgica, Rita solo tiene que atravesar la calle para comprar las verduras en la granja colindante a su casita … El exorcista de la pandemia, a la que se enfrenta desde un jardín próximo a la casa de Sylvie en las alrededores de París … 

El centro siempre en acción

Allí, el equipo estrella continúa muy activo y las fotos que siguen están lejos de reflejar todo lo que está pasando y lo que se prepara. Dado que todos los seminarios se han cancelado debido al confinamiento en Suiza, algunos de los maestros externos han aceptado participar en un programa reducido en línea a través de la plataforma Zoom, sobre la base de la donación. No sustituye al programa presencial previsto originalmente, pero ayuda a mantener el contacto con nuestro  público. Conscientes de la importancia de la existencia de un centro de estas característica, tanto los maestros externos como los participantes tratan de apoyarlo lo mejor que pueden.

Carlo se ocupa de la instalación de una nueva estatua de Buda sobre un nuevo pedestal de piedra, nuestro pequeño Buda histórico ha tomado envergadura, los bancos se han vuelto a pintar, la tienda casi preparada, Gabriela termina la presentación y la colocación de los objetos que ha traído de Nepal para nosotros. Nos esperan. Sin duda.

El Buda que acaba de llegar… Nuestro pequeño Buda histórico presente desde el 2012 … Ursula y Carlo están añadiendo otra capa … Muestra de la tienda recién equipada … 

Vuestras postales

Mil gracias a todos por todas las fotos que habéis enviado y mil excusas porque no todas las encontraréis en este blog. Ha sido técnicamente imposible poder incluirlas todas. Lo que sigue es un reflejo de la diversidad de vuestros envíos, ideas no os faltan. Habéis mostrado los animales que acompañan vuestras prácticas, sugerido vuestras ideas gastronómicas… Mirar cómo nos ofrecéis las flores de vuestros jardines. Y las últimas fotos, cómo nos muestran el cielo abierto hacia el infinito, que parecen indicar el camino que han tomado nuestras prácticas … ¡Qué felicidad ! Todas vuestras postales muestran hasta qué punto nuestra comunidad RIPA vive, es imaginativa, plagada de humor y conectada. ¡Un auténtico regalo del Dharma !

Vuestra flores … Vuestros cielos : Desde el Mediterráneo en Francia … Desde Bruselas …  Desde París … Desde Vigo en España en la costa atlántica … Desde Alemania en el centro donde vive Katharina…

Muchas gracias a todos por vuestra participación y ¡hasta pronto !

Llamada excepcional a donaciones COVID-19

Puesto que nuestro centro está cerrado hasta nuevo aviso, podéis ayudar con vuestro donativo para preparar el regreso de nuestros Maestros y también el vuestro! Vuestras donaciones, aun modestas, serán bienvenidas.

Donation

¡Muchas gracias de antemano a tod@s y hasta pronto!

En el RIC, el trabajo y la vida continúan en un ambiente agradable

Marzo 2020

Confinados como todos los estudiantes RIPA y la mitad de los 7,8 billones de habitantes que pueblan nuestro planeta nuestros amigos, residentes y voluntarios, se ocupan de nuestro centro en Suiza. Fieles en su puesto, activamente preparan nuestra vuelta.

Adaptarse y preparar el futuro.

Ya no hay grupos del exterior, ni las actividades habituales, ni tampoco hay reservas de fin de semana de los grupos tibetanos u otros… El centro está confinado y sujeto también a cambiar sus costumbres. Es por eso que, nuestro buque se adapta. El trabajo continúa, eficazmente mantenido, porque en el área administrativa todavía hay que ocuparse de muchos temas: hay que retrasar las fechas de los grupos inscritos, anular reservas, adoptar nuevas opciones para el futuro … Begoña, Antje, Helen se pasan la mayor parte del día frente a sus ordenadores y al teléfono. Como no hay entrada de recursos financieros y hay que continuar haciendo pagos, los gastos se han reducido a lo más esencial. Añadiendo que, en lo referente a nuestra sangha las anulaciones de la venida de Lhuntrul Rinpoche y de Jigme Rinpoche para los que había numerosas inscripciones han supuesto también una disminución en el presupuesto. Luis, nuestro cocinero, está allí pero en el paro, lo que supone una gran ayuda. Carlo y Úrsula, transformados en voluntarios desde hace un tiempo, hacen un trabajo muy importante acompañados por Theresa. Gabriela, Nadya y algunos otros que acuden periódicamente se ocupan sobre todo de acondicionar el jardín. Evidentemente nadie se besa, no hay ningún contacto físico y se respetan las distancias entre unos y otros … Pero la moral va bien. Durante este tiempo tan convulso el espíritu Sangha nunca había estado tan presente, tan fuerte, y de tanto apoyo entre nosotros.

 

 

En la oficina – equipos informáticos, documentos, listados, Begoña, Antje y Helen hacen juegos malabares con todos los medios de información, sin olvidarse de las anotaciones, post-it y otras « tonterías » … En el campo -En Suiza los comercios también han cerrado, incluidos las floristerías. Menos mal que Gabriela plantó narcisos en el otoño. Se les encuentra en el mejor sitio, en el altar, en el bol de ofrendas. Y para el tsok, las primeras prímulas, recogidas justo al pie de la Gompa, adornan los platos de los Maestros ….. En el centro  Sin demora se empiezan algunos de los « trabajos » : planchado de montañas de Katas acumuladas durante muchos de los retiros…  Preparación y clasificación de los textos disponibles para las prácticas. Se van a colocar ordenados por idiomas … En el centro por fin veremos los bellos paneles de orientación renovados «  a mano »  con el arte y el cuidado puestos por Carlo y Úrsula … Gabriela – en paro técnico – desembala los paquetes recibidos con las compras que ha hecho hace cuatro semanas en Nepal para la tienda del centro.

Gran éxito de las prácticas en streaming vía face-book e internet

La primera experiencia tuvo lugar el 21y 22 de marzo, y continúa (*). Precisamente es durante los tiempos más atormentados, como los que estamos atravesando actualmente que las enseñanzas toman todo su sentido y significado. Y los términos en los que Begoña nos cuenta la vida y la práctica del centro nos lo confirman todos vuestros testimonios  :  « Nos sentimos totalmente sumergidos en la experiencia de la impermanencia, de la solidaridad, del altruismo, de la abertura del corazón, de todo lo que nuestros Maestros nos enseñan y de las prácticas en las que nos comprometen  » … « Incluso si para el centro esto supone un asunto dificil desde el punto de vista financiero, no pensamos en ello en primer grado, sino que lo primero que nos preocupa es encontrar una mejor solución para cada caso, tanto para nuestra sangha como para los grupos exteriores. Es como si los intereses personales hubieran caído ya que comprendemos que todos estamos en el mismo barco». A propósito de barco, Jigme Rinpoche, durante una de sus primeras enseñanzas en Europa en 1996/1997 nos habló del rol del Maestro en el Budismo tibetano. « El Maestro » nos explicó, « Es como el capitán de un barco. En el muelle de salida, hace montar a todos los que desean partir en la gran travesía. A lo largo del viaje, va a guiarles atravesando tormentas, huracanes, arrecifes, profundidades y peligros de toda clase. Una vez llegados a las orillas sagradas, todo el mundo se baja y el Maestro parte de nuevo, sólo en su barco, para acoger a nuevos viajeros ». Estremecidos, varios de nosotros rompimos a llorar. Más de veinte años después, estamos en plena travesía ¡y no viajando en crucero ! Tenemos suerte de que Nuestros Maestros son grandes capitanes. Coronavirus o no, están ahí para ayudarnos a atravesar todos los cabos y entre todos ellos, el cabo de Buena Esperanza.